Alertan de que los arreglos de caminos rurales en la provincia están produciendo daños que repercuten en la pérdida de biodiversidad

Comunicado de Ecologistas en Acción Albacete, ACEM – Ecologistas en Acción de la Manchuela y Sociedad Albacetense de Ornitología:

Hace unos días se publicaba en prensa la aprobación de un convenio de colaboración entre la Diputación de Albacete y la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural  para el arreglo y adecuación de caminos rurales en la provincia de Albacete.

Aunque no es un hecho generalizado en muchas ocasiones estos arreglos producen daños que repercuten directamente en la pérdida de biodiversidad. La ampliación excesiva en la anchura de estos caminos, la destrucción de la vegetación arvense ligada a los linderos y vegetación natural protegida de espacios naturales protegidos, así como la destrucción de las cunetas que impide la evacuación del agua de lluvia, son unos de los mayores impactos que provocan estos trabajos.

La ampliación de los caminos sin causa justificada, supone la destrucción de ribazos y zonas aledañas de vegetación arvense, llegando incluso a la eliminación de árboles y arbustos. La vegetación arvense o ruderal, es de vital importancia dentro de los ecosistemas agrarios, tanto por su escasez como por la biodiversidad que genera. Ésta desempaña un papel primordial desde el punto de vista de la conservación, supone un reservorio de insectos fundamentales para la polinización de las plantas, siendo la base de la alimentación de infinidad de especies de aves y servir de refugio para ellas y para pequeños mamíferos, además de contribuir a la heterogeneidad del paisaje.

Estas zonas previenen de los procesos erosivos naturales como la escorrentía o la erosión eólica, mejora la fertilidad del suelo gracias a los procesos de fijación de nitrógeno, algunas de estas plantas ayudan a la descontaminación del suelo por la capacidad de acumular en sus tejidos grandes cantidades de metales pesados y entre ellas podemos encontrar plantas útiles tanto para la alimentación humana como por su valor curativo.

Por este motivo, ACEM Ecologistas en Acción de La Manchuela, Ecologistas en Acción de Albacete y la Sociedad Albacetense de Ornitología, hemos escrito a las Administraciones Públicas implicadas poniendo de manifiesto nuestra preocupación por la forma de realizar estos arreglos.

En varias ocasiones hemos tenido que denunciar  la destrucción de encinas, retamas y coscojas, en algunos casos en zonas incluidas en la Red Natura 2000, tratándose de vegetación protegida y seguramente si contar con los permisos necesarios para roturar vegetación natural, así como anchuras desmesuradas de caminos. Consideramos que dichos trabajos deben adaptarse a cada lugar, a sus condiciones particulares y necesidades de la zona, respetando en todo caso la vegetación asociada a los lindes, árboles y arbustos, evitando actuar de forma rutinaria.

Confiamos en que a partir de ahora los caminos rurales gocen de una salud ambiental adecuada, que repercutirá en nuestra propia salud y en beneficio de la biodiversidad.

Deja un comentario