Arcos Albacete vence a HLA Alicante en un partido antológico y completa así una primera vuelta de diez

Fuente: abbasket2012.com.

Como en Murcia, Arcos remontó el partido en los instantes finales. A este paso las autoridades sanitarias recomendarán ver los partidos de los manchegos con una bomba de oxígeno cerca.

El primer cuarto destacó por el gran ritmo anotador de ambos equipo, los alicantinos estaban inspirados desde más allá de la línea de tres puntos. Los de Gálvez no eran menos y trabajaban intensamente para frenar el torrente ofensivo de Lucentum, como corrían y buscaban las mejores posiciones de tiro. Los de Valera anotaban y anotaban, dando muestra del enorme arsenal que tienen, sobre todo  en el juego exterior, los nuestros no se amilanaron y encestaban a buen ritmo para así no perder comba con sus rivales de hoy. Un gran triple de Covington sobre la bocina finiquitaba el cuarto con el resultado de 21-24 para los visitantes.

En el inicio del segundo acto Lucentum, para los que este partido era de vital importancia ya que se jugaban una plaza en la Copa, sacó  musculo y explicó en el Parque porqué había llegado a este partido como segundo clasificado. Mantuvo e incluso mejoró el acierto en el triple, y se empleó a fondo en defensa y tras un 2-10 de parcial abrió una brecha considerable (23-34 min.15) Una canasta del titán Elías, seguida de otro triple del letal Covington cerraban la hemorragia. Alicante siguió a gran nivel y Arcos a la zaga sin perderlo mucho de vista. Con todo, nos íbamos a vestuarios con ventaja de siete puntos de los blancos (35-42).

Salió reactivado y extra motiva  a la segunda parte el equipo de Gálvez, a lomos de un inspiradoCovington y un genial Chumi y, sobre todo, una afición que se dejó la garganta una vez más, los locales fueron recortando distancias y viendo como vencer al todopoderoso Lucentum no era ni mucho menos una quimera. Un triple y una canasta en dos ataques consecutivos de Chumi daban la primera ventaja a los verdes desde el inicio del primer cuarto (57-54 min. 26) pero de nuevo Lucentum subió de nivel y tras un 0-8 de parcial recuperaba el liderazgo en el electrónico ( 57-62 min 28). Arcos Albacete no se amilanó, porque nunca lo hace, y tras recuperar el aire encaraba el ritmo parcial a tres puntos, las espadas estaban en todo lo alto ( 61-64).

Los de Varela salieron a disputar los últimos diez minutos con la mentalidad de no permitir a los manchegos ponerse por delante en el definitivo cuarto, y con un 2-9 de parcial en los primeros minutos parecía que habían asegurado una nueva victoria (63-73 min 32). Pero este Arcos no conoce la palabra rendición y doblaron fuerzas y en un inmenso esfuerzo coral, volvieron a meterse de lleno en el partido y, de nuevo, la hinchada congregada en el Parque volvió a jugar un papel esencial para que eso ocurriera. Covington y Chumi seguían anotando de larga distancia, Marín daba un clinic de juego y repartía asistencias por doquier, Tunde y Elías bregaban en ambas zonas con fuerza y ahínco. Pese a ello, el acierto alicantino en el tiro se mantenía alto, y a falta de tres minutos lo tenían todo de cara (77-84 min 37) pero como en Murcia y como en tantas otras ocasiones, Arcos enloqueció el partido, fue al límite y vio recompensando su esfuerzo. Un 7-0 de parcial, cerrado con dos tiros libres de Covington a falta de dos segundos, igualaban el partido y nos llevaban a la prórroga (84-84).

La prórroga de los albaceteños formará parte de la historia del club y el recuerdo colectiva. En un Pabellón vibrante, los de Gálvez rozaron la perfección durante estos cinco minutos. Enormes en defensa, atinados, racionales y pragmáticos en ataque, pasaron por encima de un auténtico equipazo que se jugaba una plaza de Copa. Covington y Chumi anotaban y anotaban, los interiores intimidaban y no permitían a los visitantes segundas jugadas, y un equipo con un enorme potencial ofensivo como Lucentum Alicante solo pudo sumar tres puntos en toda la prórroga.Así, Arcos se acabó llevando el tiempo extra por un parcial reseñable (15-3) para certificar una victoria que será recordada durante mucho tiempo ( 99-87).

El trabajo de todo el equipo hizo que los verdes sumasen la décima victoria del curso, pero se ha de detacar los 22 puntos de Chumi, las 11 asistencias de Marín, el trabajo de intendencia de Elias y Tunde y los 29 puntos y 35 de valoración de Garret Covington. Y sobre todo, la afición verde. Su apoyo incansable dio aliento a los de Gálvez para forzar la prórroga y los llevó en volandas en la misma para atar un nuevo triunfo.Foto portada: HLA Alicante.

ESTADÍSTICAS

Deja un comentario