Comunicado de SPL Albacete en relación con la detención de un miembro de la Policía Local: “Asombro y consternación”

Comunicado:

Desde el SPL CLM Albacete entendemos que en estos momentos especialmente difíciles, el silencio no es la opción y que estamos en la responsabilidad y obligación de hacer el siguiente comunicado interno:

Sin salir de nuestro asombro y consternación por las últimas noticias aparecidas en los medios de comunicación, más allá de cualquier especulación de momento sin ninguna certeza, al estar declarado el secreto sumarial, esperamos que la investigación concluya y determine la intervención concreta del compañero detenido, sin poder hacer mayores valoraciones hasta ver la evolución de estos tristes y terribles acontecimientos.

También trasladar que este terrible suceso, actualmente en secreto sumarial y fuera del ámbito profesional del Cuerpo de la Policía Local, no puede ensombrecer el trabajo diario y profesional de tod@s l@s integrantes del Cuerpo, que seguirán prestando su servicio al ciudadano con la misma integridad y honestidad, a pesar de encontrarse en estos momentos muy afectados emocionalmente, así como entendemos que estará el círculo familiar del agente, y especialmente el círculo familiar de la persona fallecida, mostrando nuestro total respeto a las decisiones policiales y judiciales llevadas a cabo y que se pudieran derivar. “VERDAD, INTEGRIDAD Y JUSTICIA”…

Recordemos que el pasado miércoles un policía local de Albacete fue detenido dentro de la investigación por la muerte de Jairo Roland, de 36 años, que desapareció el 15 de septiembre del pasado año 2017 en Albacete, días antes de ser juzgado por tráfico de drogas y cuyo cadáver apareció en el río Júcar. El caso está bajo secreto de sumario, por lo que no ha trascendido qué grado de implicación tiene el arrestado en los hechos.

La familia de la víctima denunció su desaparición después de que en la noche del 15 de septiembre bajara un momento a la calle y ya no regresara a su casa. Su teléfono dejó de estar activo 45 minutos después. Dos días después, ya no acudió al juicio que tenía pendiente en la Audiencia Provincial. El 20 de septiembre, un vecino de Jorquera encontró su cadáver en el río Júcar, en la pedanía de Maldonado, situado a 40 kilómetros al noroeste de la capital.

Deja un comentario