Ecologistas en Acción: “Frente a la mina, defender la tierra”

Ecologistas en Acción se suma y anima a la población a participar en la manifestación convocada por la Plataforma Sí a la Tierra Viva en contra de los planes mineros de la empresa Quantum. Será este domingo, a las 10 de la mañana, en Torrenueva.

En abierto desafío a los pronunciamientos de las Cortes regionales, la Defensora del Pueblo, el Ministerio de Medio Ambiente, la CHG, el CSN, y a la mayor movilización social que se recuerda en el Campo de Montiel, continúa la tramitación de los proyectos Matamulas y Rematamulas F1 y F2. A menos de 10 días de que concluya el plazo legal de presentación de alegaciones al estudio de impacto ambiental y coincidiendo la misma fecha (21 de mayo) con la jornada histórica del pasado año -cuando miles de personas se echaron a la calle en protesta contra las tierras raras- está en juego el futuro de toda una comarca.

La minería a cielo abierto transforma radicalmente la fisonomía del territorio, destruyendo la base misma del suelo, resultado de procesos geológicos de miles de años. Los impactos de las labores prospectivas y extractivas, unido al transporte, van a interferir de forma significativa en las poblaciones de algunas de las especies más amenazadas de Europa Occidental (águila imperial y perdicera, buitre negro, cigüeña negra, linces procedentes de los programas de reintroducción en Sierra Morena) y en la avifauna esteparia, el grupo por antonomasia más reconocible de un enclave protegido como ZEPA, colindante con el área a explotar. El cribado y separación del mineral (monacita) en grandes balsas – antes mezclado con impurezas y residuos – representará una fuente segura de contaminación para el subsuelo, las aguas continentales y la atmósfera.

Nadie puede asegurar que la estructura agraria, de tipo familiar, que sostiene la economía de los pueblos de la zona, salga indemne, de materializarse los proyectos mineros. Las minas no van a sustituir de ninguna manera la generación de riqueza, la empleabilidad y el buen nombre de una agricultura que ha conseguido situar en el mercado eximios productos, con un prometedor presente y mejor futuro (aceite de oliva virgen, vinos y quesos).

El 21 de mayo, la población y la mayor parte de los agentes económicos, sociales y culturales vamos a sellar un pacto de compromiso con la tierra que nos sustenta y alienta, y que unos desconocidos quieren arrebatarnos para, acabado el negocio, dejarla estéril y exánime e irse a otra parte.

La sociedad civil organizada y consciente, muy por delante de gobernantes alejados de la realidad y rehenes de sus contradicciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *