Ganemos-IU exige a la Junta que mantenga los medios necesarios durante todo año para controlar los incendios

Ganemos-IU lamenta el incendio de Yeste y muestra su apoyo a quienes trabajan en su extinción.

El Grupo Provincial Ganemos-IU en la Diputación de Albacete lamenta el incendio de Yeste que está asolando una de las zonas de mayor valor ecológico de la provincia. Ganemos-IU exige que la administración responsable, en este caso la Junta de Comunidades, mantenga la inversión y los medios necesarios durante los doce meses del año para controlar los incendios.

Cabe recordar que en 1994, también en Yeste, un incendio que se mantuvo activo durante más de una docena de días arrasó con 14.000 hectáreas de pinares y otros cultivos de esta localidad y Molinicos, asestando un duro golpe a la industria maderera y turística de la zona. Hoy, de nuevo, uno de los parajes más bellos de la provincia sufre por causa del fuego.

Es urgente establecer las causas que han dado origen al fuego, y si como se ha comentado, es intencionado, hay que intentar encontrar a los culpables y hacer que paguen este atentado contra los intereses de todos los albaceteños.

Ganemos-IU quiere mostrar su solidaridad y trasladar su apoyo tanto a los afectados como a quienes, poniendo en riesgo su integridad física, están luchando por controlar y extinguir el incendio.

El Grupo Provincial Ganemos-IU considera que debe haber una mayor vigilancia de las zonas de riesgo e incrementar de manera considerable las medidas preventivas. Como dicen los expertos en la materia, los incendios se apagan en invierno, y las labores de prevención, limpieza y adecuación de las infraestructuras y medios debe ser una labor permanente.

Es importante señalar que lo que está en juego es el medio natural, y sin las necesarias inversiones corremos un elevado riesgo, agravado por el ya constatable cambio climático, de perder el patrimonio natural de la provincia.

Para Ganemos-IU es imprescindible incrementar el número de agentes medioambientales, favorecer las biodiversidad vegetal en las grandes masas de pinar, cerrar al tráfico rodado (con excepciones) las pistas que transitas por las zonas de mayor riesgo y valor ambiental y apoyar la ganadería extensiva tradicional de la serranía.

Otras medidas necesarias, en caso de incendio, pasarían por la aplicación de criterios ambientales en la restauración de las áreas incendiadas, facilitando su regeneración natural y establecer un precio justo para la madera quemada, asegurando que su venta y el beneficio que genere reviertan en la recuperación de la zona quemada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *