Huelga feminista el 8 de marzo de 2018 | Opinión | Por Ana Navarrete

Por Ana Navarrete, Secretaria de Igualdad, Feminismos y LGTBi de PODEMOS.

El movimiento feminista convoca esta huelga para el Día Internacional de la Mujer bajo el lema: “Sin nosotras ni se produce ni se reproduce, sin nosotras se para el mundo”, durante esta jornada se insta a las mujeres a no trabajar, no estudiar, no consumir, no realizar tareas domésticas, no cuidar…

Esta huelga que es de cuidados y de trabajo la motiva la involución de derechos que sufrimos las mujeres y los más vulnerables, que no sólo tiene que ver con la crisis en si misma, sino que tiene que ver con la gestión de la crisis que hacen los gobiernos. El modelo económico impuesto se ha basado en una inversión mínima en gasto social, y ha generado más pobreza, más marginalidad, más inestabilidad en el empleo… y ha decretado la precariedad como condición económica y política. Sus consecuencias se hacen sentir por todas partes y afectan centralmente a nuestras vidas.

Al grito de: “¡BASTA! de agresiones, humillaciones, marginaciones o exclusiones, ¡BASTA! De violencias machistas, cotidianas e invisibilizadas, que vivimos las mujeres sea cual sea nuestra edad y condición, ¡BASTA! De opresión por nuestras orientaciones e identidades sexuales! Denunciamos la LGTBIfobia social, institucional y laboral que sufrimos muchas de nosotras, como otra forma de violencia machista. Somos mujeres y somos diversas,

¡BASTA! de discriminación salarial por el hecho de ser mujeres, de menosprecio y de acoso sexual en el ámbito laboral.” El objetivo de esta acción es visibilizar y cuestionar la situación de las mujeres en cuatro ejes centrales: laboral, estudiantil, consumo y trabajo de cuidados y reproductivo.

Esta convocatoria se une a la campaña por una Huelga Internacional de Mujeres que está siendo impulsada por las feministas desde varios países y se espera que sea secundada por 177 países. Los paros convocados en Argentina y Polonia a finales de 2016 marcaron el inicio, concretamente el 3 de octubre del 2016, cuando las mujeres polacas llenaron las calles contra el proyecto del Ejecutivo que endurecía ya la restrictiva ley del aborto en Polonia; las mujeres se vistieron de negro y abandonaron su trabajo y salieron a manifestarse, lo bautizaron como el “lunes negro”. En ese mismo mes el día 19 el brutal asesinato de una joven de 16 años en Argentina lanzó a las calles a miles de personas, retomando las luchas y manifestaciones convocadas por el colectivo Ni Una Menos en 2015 y 2016. “Ni Una Menos es un grito colectivo contra la violencia machista”, surgió en Argentina de la obligación de decir basta ya a los femicidios.

Muchos colectivos y organizaciones feministas y de mujeres llevan meses preparando la Huelga Feminista en nuestro país, se organizan en comisiones específicas. La Comisión del 8M inició su andadura con una reunión de decenas de colectivos y asociaciones en Elche, el 28 de septiembre del 2017, le siguió un encuentro Estatal el 13 y 14 de enero en Zaragoza, de estas dos reuniones surgieron las comisiones de comunicación, acciones, evaluación, estudiantil, internacional y las comisiones generadas para trabajar en la preparación de la huelga feminista a nivel territorial, después se han convocado innumerables reuniones por los territorios. Sonado fue el evento convocado por la Comisión 8M de Madrid el domingo 11 de febrero, celebraron una fiesta que agrupó a distintos colectivos feministas además de movimientos y asociaciones como Las Kellys, Las Espartanas o Madres contra la droga, bautizada como el “eventazo”.

La huelga ha recibido el apoyo de algunos sindicatos que han convocado paros parciales (UGT, CCOO) o totales (CGT, CNT, Uso, COBAS, MATS e Intersindical). Y a la que se han adherido más 300 organizaciones políticas y sindicales.

Son muchos los motivos y demandas que han forzado a organizar esta huelga: aumento alarmante de la violencia de género y sexual, degradación del empleo femenino, aumento del paro, degradación de servicios sociales, degradación de derechos civiles… “visibilizar con una huelga… nuestra fuerza, nuestra rabia y dolor, y a la vez nuestra alegría compartida de sabernos fuertes”.

La Huelga Feminista quiere impulsar un debate social para reconocer las contribuciones que hacemos las mujeres: “pensemos… qué pasaría si las mujeres dejáramos de hacer todo lo que hacemos, dejáramos de ir a nuestros empleos, dejáramos de cuidar y consumir… sencillamente el mundo se pararía”.

“Si nuestro trabajo no vale produzcan sin nosotras”. El trabajo de cuidados, reproductivo y doméstico es fundamental para el sostenimiento del sistema capitalista y sin el trabajo informal que realizan las mujeres el sistema se desplomaría. “El nivel de vida del país se mantiene gracias a la aportación de una enorme cantidad de trabajo no remunerado, del que se adscribe a las mujeres el 80%” (M. Ángeles Durán, 2001: 27). Las cifras de este trabajo quedan invisibilizadas y nunca han sido contabilizadas para medir el desarrollo económico dado que no hay instrumentos de medición para integrarlas dentro del PIB. “Todos los países aumentan su PIB si se integra el trabajo no remunerado, pero ningún país de la OCDE o la UE lo haría en la proporción tan alta como en España.” (M. Ángeles Durán, 2001: 29).

Según el Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en la última encuesta, de diciembre 2017, el desempleo es lo más preocupante para el 66,8% de los españoles, seguido de la corrupción y el fraude en un 31,7%. La tasa de paro femenino según la Encuesta de Población Activa (EPA) en el último trimestre del 2017 la tasa de paro estaba en 16,38%, y la tasa de paro femenino en el 18,21%. “En 2011, antes de la llegada de Rajoy al Gobierno, el paro femenino se situaba en 50%, actualmente en un 53%. Además, si se centra el foco en el rango de edad de menores de 30 años el desempleo asciende a casi un 92,3%.” (1)

Además las mujeres sufrimos la discriminación de asumir trabajos de menor cualificación y peor pagados como consecuencia del llamado “salario familiar”, sin embargo, el trabajo asalariado femenino es fundamental para el sostenimiento del sistema capitalista.

Las mujeres han sido las grandes perjudicadas del desmantelamiento del ya débil estado de bienestar. Este desmantelamiento ha llevado a que las mujeres tengan que asumir más tareas domésticas y de cuidados y en muchos casos a abandonar un trabajo remunerado y los estudios.

Esta huelga interpela a todos y todas, y es una huelga a la que se convoca a todas las mujeres y quiere promover una reflexión colectiva para cambiar nuestras condiciones de vida y trabajo. Para que las mujeres puedas secundar esta huelga necesitamos que cada uno de los hombres con los que compartimos la vida asuma las tareas de cuidados y domésticas que nosotras realizamos todos los días.

“¡Nos queremos libres, nos queremos vivas, feministas, combativas y rebeldes!”

1 Josefina Grosso. “Las lacras del empleo femenino: precariedad, temporalidad y desigualdad”, Público, 7/03/2015. [Consultado 8/08/2016] http://www.publico.es/actualidad/lacras-del-femenino-precariedad-temporalidad.html

 

#hacialahuelgafeminista http://hacialahuelgafeminista.org

Manifiesto 8 Marzo http://hacialahuelgafeminista.org/manifiesto-8m/

Coordinadora 8M Castilla La Mancha huelga8mclm@gmail.com

Deja un comentario