La plantilla de Lactalis-Nestlé calienta motores para luchar por “un convenio digno”

El comité de empresa “se siente respaldado por la plantilla”, califica de “primer paso” las concentraciones de hoy y advierte que “si la dirección no cambia de actitud y acude a negociar en serio, iremos a una escalada en las movilizaciones”.

Los trabajadores de los turnos de mañana y de tarde de la planta de Lactalis-Nestlé del polígono de Marchamalo (Guadalajara) han agradecido y secundado hoy el llamamiento a concentrarse a las puertas de la fábrica trasladado por el comité de empresa (UGT, CCOO, CSIF y USO) para hacer una “primera llamada de atención” a la dirección de la compañía, a la que instan a “cambiar de actitud y avanzar con claridad en la mesa de negociación del convenio colectivo”.

“La respuesta de hoy ha sido muy positiva; nos confirma que la propuesta de convenio que elaboró el comité y la decisión de pelear por sacarla adelante tiene el respaldado de la plantilla, la gente está dispuesta a luchar y si llega el caso la respuesta va a ir a más”, indicó Ángel Fernandez, responsable de la sección sindical de CCOO en Lactalis-Nestlé.

El pasado verano, después de dedicar la primera mitad del año a negociar infructuosamente con la empresa las subidas salariales y la renovación del Pacto que regulaba sus condiciones laborales, caducado al final de 2016, el comité se embarcó en la redacción de un convenio colectivo íntegro, debido sobre todo a que a lo largo de los últimos años, desde que en 2007 se produjo la venta-transferencia de la titularidad de la empresa, de Nestlé a la joint venture “Lactalis-Nestlé”, el crecimiento orgánico, las sucesivas reorganizaciones de la actividad y los cambios impuestos por la dirección con la excusa de la crisis llevaron a una progresiva desregulación laboral.

En estos momentos, los trabajadores conviven en la fábrica bajo una pluralidad de condiciones laborales y de escalas salariales. Además, desde la creación de Lactalis-Nestlé, se ha producido un deterioro generalizado de las condiciones sociolaborales (disponibilidad absoluta, trabajo en fines de semana y festivos con jornadas semanales de hasta 56 horas…) y del poder adquisitivo de los salarios.

En un primer momento, la empresa rehusó negociar el convenio propuesto por el órgano de representación de los trabajadores; por lo que el comité inició una campaña informativa para empezar a tensionar a la plantilla.

Así, en la última reunión negociadora, celebrada el pasado 29 de septiembre, la empresa sí aceptó ya “empezar la lectura de los distintos puntos del borrador del convenio elaborado por el comité”, pero no quiso “valorar siquiera aspecto económico alguno”, dejando fuera los aspectos claves de la propuesta de la representación social: las subidas salariales durante la vigencia del convenio; los avences hacia la unificación de las diferentes escalas salariales que se aplican a distintos colectivos de la plantilla pese a realizar tareas similares; los pluses; y las licencias o permisos retribuidos.

El comité respondió con una nota informativa en la que explicaba a la plantilla la situación y subrayaban que “no hemos querido romper la negociación por respeto y en aras de avanzar”, pero, frente a la pretensión patronal de “dar largas para tratar de desgastarnos y de desgastar a la plantilla nosotros vamos a empezar a movilizarnos”, por lo que llamó a los trabajadores a concentrarse hoy a las puertas de la fábrica entre las 13.30 y las 15.15 horas, en la salida del turno de mañana y la entrada del de tarde.

Ángel Fernandez, que como muchos de sus compañeros llevaba en su camiseta un cartel con el lema “basta ya de egoismo empresarial” -coreado por los trabajadores al paso del jefe de personal- señaló tras las concentraciones que “esto es sólo el principio. Si en las dos próximas reuniones, mañana día 11 y el miércoles siguiente, día 18, la empreza no viene a negociar en condiciones, seguiremos con las movilizaciones y van a ir a más”.

“Si entre mañana y el 18 no sale nada serio, si la empresa mantiene la misma actitud, el siguiente paso del comité será elaborar y acordar con la plantilla un calendario de movilizaciones”, advirtió el responsable de CCOO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *