Browse By

La Sociedad Albacetense de Ornitología denuncia obras en un camino que perjudican seriamente a la Reserva Natural de la laguna de Pétrola

Hoy, 10 de mayo, la S.A.O. ha denunciado ante la Guardia Civil las obras que desde el pasado lunes 7 de mayo  se están realizando en el camino de la orilla oriental de la laguna de Pétrola, pasando por la antigua salina y recorriendo una zona de playa muy usada como área de alimentación por diversas aves limícolas. En su parte final atraviesa una zona inundable que ha sido utilizada para su reproducción por especies muy singulares y amenazadas como malvasía cabeciblanca, focha moruna o fumarel cariblanco; además de otras más frecuentes como chorlitejos, avefrías o cigüeñuelas. Precisamente ese tramo es el que parece haber desencadenado el inicio de las obras ya que atraviesa literalmente la laguna, lo que provoca que en determinadas ocasiones quede cubierto por el agua o embarrado, haciendo imposible la circulación de vehículos. Esto no perjudica a las fincas a las que da acceso, ya que existe otro camino, algo más alejado de la laguna, que permite dicho servicio y que en ningún momento es afectado por las variaciones de nivel del agua.

Cuando el pasado lunes la S.A.O. comprobó el inicio de las obras recabó información de los servicios periféricos de la Consejería de Agricultura, responsables de la gestión de la Reserva Natural, informándonos de que, a iniciativa del ayuntamiento de Pétrola se iba a realizar un bacheo del camino que no duraría más de una mañana. Dicha actuación en este camino está contemplada en Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de la Reserva Natural dentro de las actividades permitidas que no necesitan autorización. A pesar de ello se aconsejaba aplazar la actuación para evitar la época de reproducción de las aves acuáticas.

A día de hoy el supuesto “bacheo” ya dura 4 días, interviniendo un camión, una cuchilla, una pala y una apisonadora; la maniobrabilidad de esta maquinaria pesada obliga a salir del camino, provocando un acusado deterioro en zonas de laguna y vegetación natural; se ha elevado el camino unos 20 centímetros, interrumpiendo el flujo natural del agua en la zona encharcada; parte del material utilizado para reafirmar el camino ha ido a parar fuera de él, en la propia laguna. Las fotografías adjuntas, tomadas por miembros de la S.A.O. durante estos días atestiguan que estos hechos difícilmente pueden considerarse un “bacheo”, por lo que la obra debería haber tenido la autorización pertinente. De haberse autorizado debería haber sido con unas condiciones y en una época que minimizasen su afección sobre el sistema natural de la laguna.

Por todo ello la S.A.O. ha presentado denuncia en el puesto de la Guardia Civil de Pétrola y ha solicitado al coordinador de los servicios periféricos de la Consjería de Agricultura que se detenga la actuación.

Desde la S.A.O. se ha propuesto en varias ocasiones el cierre de ese camino, que se inunda periódicamente, y el arreglo y señalización del camino alternativo. También hemos insistido en numerosas ocasiones sobre la necesidad de una mejor información entre todos los usuarios de la laguna y su entorno, desde los propios habitantes de Pétrola, que han disfrutado tradicionalmente de su laguna, hasta los naturalistas foráneos, que ven en los valores naturales de este peculiar humedal un reclamo interesantísimo para visitar la zona, pasando por propietarios y agricultores del entorno, cuyas buenas prácticas deberían ser el mejor impulso para mantener el equilibrio entre aprovechamiento y mantenimiento del ecosistema.

Todos debemos concienciarnos de que es posible compatibilizar los diferentes usos de este espacio sin deteriorar los valores naturales, paisajísticos y culturales que han motivado su declaración como Reserva Natural, y que el nombre de Pétrola sea conocido por muchos de los miles de personas que atraviesan la provincia de Albacete todos los meses, circulando entre el centro de la península y la costa, y que antes sólo conocían el restaurante de carretera donde hacían su parada de rigor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *