La UNESCO reprende a España por no detener el asedio a Doñana

Fuente: WWF.

Un “ojo” de la marisma, la fuente natural por la que fluye agua dulce, prácticamente seco en el corazón de Doñana, a finales de 2016. Las inmensas marismas de Doñana llevan años prácticamente secas. (WWF. © Andoni Canela)

La UNESCO ha criticado la falta de acción contundente del Gobierno español y la Junta de Andalucía para proteger el Parque Nacional de Doñana y detener las amenazas que están poniendo en peligro el futuro de este humedal Patrimonio de la Humanidad. La decisión de la UNESCO coincide con lo denunciado por WWF en su campaña internacional en defensa de Doñana, y destaca que “ni el compromiso de abandonar definitivamente el dragado ni las medidas urgentes necesarias para proteger el acuífero de Doñana se han puesto en marcha de modo satisfactorio”, a pesar de las promesas y argumentaciones de España. De no tomar medidas urgentes para recuperar el acuífero, Doñana podría entrar en la lista de Patrimonio en Peligro.

Las amenazas a Doñana llevan desde el año 2011 en el punto de mira de UNESCO, la organización de las Naciones Unidas que vela por la protección de los espacios Patrimonio de la Humanidad. En su nueva decisión, que se votará en la reunión de julio del Comité de Patrimonio Mundial, UNESCO deja claro que ni el Gobierno central ni la Junta de Andalucía están haciendo suficiente para conservar Doñana.

La principal preocupación de UNESCO sobre Doñana también lo es para WWF: la mala situación de las aguas subterráneas de Doñana, que ya afecta al Valor Universal Excepcional que hace de Doñana un espacio Patrimonio de la Humanidad. Este año, un equipo de científicos internacionales y españoles alertaron de que Doñana está en riesgo de colapso si no se soluciona el problema del agua. La Comisión Europea también ha iniciado una investigación contra España por la caótica gestión del agua en Doñana.

UNESCO no ha sido menos, al exigir a España “controlar y reducir las extracciones de agua subterránea” y urgir a “la plena aplicación del Plan Especial de la Corona Forestal”. La situación es tan crítica que llega a plantear la posibilidad de incluir a Doñana en la Lista de Patrimonio en Peligro si el 1 de febrero de 2018, fecha en la que pide un nuevo informe, España no ha iniciado “medidas urgentes para mejorar la situación del acuífero de Doñana”.

Las explicaciones de España sobre el dragado del Guadalquivir, el proyecto para que grandes barcos puedan navegar por el río hasta Sevilla, tampoco convencen a la UNESCO. Aunque el Gobierno y la Junta dijeron en diciembre de 2016 a UNESCO que el dragado “no se autorizará”, el organismo ha exigido –como hizo WWF- un “compromiso permanente de cancelar este proyecto” que sería nocivo para Doñana. En marzo de 2017, el Puerto de Sevilla anunció la “suspensión” del proyecto, pero dejó claro que no renuncia a resucitarlo en unos años.

Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España, declara “UNESCO ha dado la razón a WWF y ha entendido perfectamente los problemas de Doñana. Ahora esperamos que tanto el Gobierno central como la Junta de Andalucía los entiendan también, dejen de engañarse a sí mismos y empiecen a poner medidas firmes que permitan salvar Doñana. El cierre de pozos y fincas ilegales es inevitable, como lo es la renuncia definitiva y verificable al dragado” y agrega “la protección de Doñana supuso un hito en la conservación de los humedales en Europa en el siglo XX, estamos a tiempo de evitar su colapso en el XXI”.

UNESCO sigue atenta a los proyectos de almacenamiento de gas en Doñana –de los que pide revisar los estudios de impacto ambiental-, a la reapertura de la mina de Aznalcóllar-Los Frailes, el recrecimiento del embalse del Agrio o los proyectos de modernización del arrozal. Vuelve a pedir, así mismo, una evaluación de conjunto de los “impactos acumulados del uso del agua y de desarrollo agrario, industrial y comercial” presentes y futuros sobre los valores que hacen de Doñana un espacio Patrimonio de la Humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *