Los dos de la Lealtad: ¿metáfora de un Estado fallido?

Deja un comentario