Merino asegura que la empresa Monbús ha interrumpido las conversaciones para mantener los servicios de transporte

El director general de Carreteras y Transportes, David Merino, ha asegurado que “ha sido la propia empresa Monbús la que ha interrumpido las conversaciones en marcha al comunicar, de manera inesperada y sin previo aviso a los ayuntamientos, la supresión de los servicios anunciados el pasado mes de mayo, a pesar de que ambas partes nos habíamos concedido el plazo de un mes, hasta el día 21 de julio, para buscar soluciones consensuadas”.

El director general ha expresado así el papel de la Consejería de Fomento en relación a la supresión de varios servicios de transporte de viajeros en las provincias de Albacete, Cuenca y Ciudad Real, con la intención de “aclarar cuál es la situación real de estos contratos de gestión de servicio público”.

Ante las informaciones que apuntan a la responsabilidad directa de la Administración regional en este asunto, ha aclarado que “en las reuniones mantenidas con la empresa se ha intentado poner soluciones e intermediar con el Ministerio de Fomento ante su inacción”.

El director general ha aprovechado para apuntar que “nos hemos puesto a disposición del Ministerio de Fomento para buscar soluciones a este grave problema de movilidad de nuestros ciudadanos y, especialmente, en zonas que ya de por sí presentan graves problemas de despoblación”.

El Gobierno regional ha mantenido que “en todo caso, anunciamos que trasladaríamos al Ministerio, como responsable del contrato de concesión como ha reconocido el propio director general de Transporte Terrestre en conversación con este director general de Carreteras y Transportes de la Junta de Comunidades, la convocatoria de una reunión el próximo 12 de julio, donde el Ministerio de Fomento planteará al Gobierno de Castilla-La Mancha las posibles medidas a adoptar ante este problema que se tomarían con carácter extraordinario y urgente, como así lo permite la legislación sectorial de Transportes”.

Según ha detallado David Merino, esta “amenaza” de supresión de servicios de transporte se encuadra dentro de los contratos de gestión de servicio público VAC-114 ‘Cuenca-Valencia-Albacete con Hijuelas’, operado por la empresa Autolíneas Alsina (Grupo Monbús) y la VAC-212 ‘Puertollano-Albacete- Valencia’, operado por la empresa La Requenense de Autobuses (Grupo Monbús).

Tal y como ha afirmado el director general “ambos contratos son competencia del Ministerio de Fomento y se encuentran en una situación irregular administrativamente, ya que la VAC-114 está caducada desde junio de 2013 y la VAC-212 vio anulada su adjudicación en 2013 por sentencia del Tribunal Supremo”.

“Hasta el momento, transcurridos 4 años, el Ministerio de Fomento no ha procedido a la licitación de las nuevas concesiones”, ha continuado el responsable de Carreteras y Transportes de la Consejería de Fomento del Gobierno regional, por lo que ha querido dejar claro que “la problemática causada por el posible abandono de estos servicios es responsabilidad del Ministerio de Fomento. Y  la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería, solo ha tratado en todo momento intentar buscar soluciones para paliar los problemas de movilidad que se podrían causar en amplias zonas de la Comunidad ante la inacción de la administración central, como la que ostenta la competencia”.

En estos términos, Merino ha recordado que “en un primer momento, en el mes de mayo pasado, ante la amenaza de supresión de los servicios a partir del 15 de mayo, que fue remitida al Ministerio de Fomento por parte de la empresa Monbús el día 5 anterior, conseguimos que de la empresa una moratoria en la supresión de servicios hasta la finalización del curso escolar, en espera de que el Ministerio tomara alguna iniciativa para paliar la problemática”.

Finalizado el periodo escolar, “la empresa vuelve a tomar la iniciativa de suprimir los servicios y el Ministerio sigue sin actuar”, ha recalcado el director general de la Consejería de Fomento.

El Gobierno regional asegura que la competencia de las concesiones de las líneas que se ha anunciado que serán suprimidas es del Ministerio de Fomento.

David Merino ha manifestado que “debe ser el Ministerio quien busque soluciones para que el servicio de transportes que prestan empresas del grupo Monbús no se suspenda en la fecha con la que han amenazado”.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha buscado en todo momento “alcanzar soluciones, porque nos preocupa la movilidad de nuestros ciudadanos”.

El director general ha recordado que “conseguimos una moratoria para que no perjudicara al periodo escolar, pensando que el Ministerio en ese plazo negociaría de cara al futuro hasta ejecutarse una nueva licitación de las concesiones”.

El director general de Carreteras y Transportes, David Merino, ha asegurado que “debe quedar muy claro que la competencia actualmente es del Ministerio de Fomento y debe ser él quien debe buscar soluciones provisionales para que el servicio de transportes que prestan empresas de Monbús no se suspenda en la fecha con la que han amenazado”.

De esta forma, el responsable de estas áreas en la Consejería de Fomento ponía sobre la mesa el papel que ha jugado el Gobierno de Castilla-La Mancha en relación a la supresión de varias líneas dentro de dos concesiones de transporte de viajeros que se adjudicaron a Monbús y que afectan a poblaciones de las provincias de Albacete, Cuenca y Ciudad Real.

“Nosotros hemos intentado mediar y, de hecho, hemos conseguido el retraso de casi dos meses de la supresión; aunque queremos matizar que desde la Junta de Comunidades nunca hemos hablado de negociaciones sino de conversaciones para tratar de buscar soluciones porque nos preocupa la movilidad de nuestros ciudadanos; pero las competencias de la adjudicación y explotación de las dos concesiones son del Ministerio, que es quien debe ser el que proponga soluciones. Nosotros si tenemos que colaborar ahí estaremos, pero es el Ministerio quien debe llevar la iniciativa en la solución de estos problemas”, ha expresado el director general.

Las concesiones se encuentran caducadas desde 2013 y han sido prorrogadas forzosamente

Las dos concesiones que operan, y que se adjudicaron a empresas del Grupo Monbús, se corresponden con las VAC-114 (Cuenca-Albacete-Valencia) y la VAC-212 (Puertollano-Albacete-Valencia), ambas competencia del Ministerio de Fomento, de hecho la denominación de VAC es el acrónimo de Viajeros Administración Central; por tanto, “es al Ministerio a quien corresponde la responsabilidad de su gestión y explotación a través de la Dirección General de Transporte Terrestre”, ha añadido Merino.

Según ha detallado el director general, las concesiones están caducadas desde el año 2013 y han sido prorrogadas forzosamente como permite la Ley de Transportes, aunque “las concesiones están en un limbo legal, desde el punto de vista administrativo”.

Cronología de las conversaciones con el Ministerio de Fomento y la empresa Monbús

Fue el pasado 8 de mayo cuando el Gobierno regional conoce por medio de los ayuntamientos afectados por esta amenaza, que la supresión de los servicios se ejecutaría el día 15 de mayo. La Dirección General de Carreteras y Transportes de la Consejería de Fomento contacta con el Ministerio para solicitar explicaciones y aseguran no tener conocimiento oficial aunque si un escrito en el que Monbús pide modificaciones en la prestación del servicio.

Aunque fue el Ministerio el que se comprometió a hablar con la empresa para buscar medidas, desde el Gobierno regional se contactó con Monbús y “conseguimos una moratoria de esa suspensión, al menos, hasta que acabara el curso escolar, para perjudicar con la incidencia lo menos posible; y pensando que en este plazo el Ministerio negociaría de cara al futuro hasta obtener una nueva licitación de estas concesiones”, ha explicado David Merino.

Tras este periodo, la empresa se dirigió a la Consejería de Fomento para informar que el Ministerio no había contactado con ellos y “que si no se buscaba una solución se suspendería definitivamente el servicio que se había dicho al Ministerio el 5 de mayo”, ha recordado el director general, al tiempo que ha asegurado que “le pedimos tiempo para buscar soluciones, ya que el principal objetivo es que la movilidad de los ciudadanos se pudiera mantener al menos como hasta el momento, consiguiendo finalmente un plazo de diálogo de un mes, es decir, hasta el 21 de julio”.

“Sorpresivamente y sin comunicación previa, la empresa Monbús vuelve a mandar un correo a los Ayuntamientos para decir que a partir del 10 de julio suspenderá los servicios de forma definitiva, por lo que contactamos con el Ministerio y le ponemos en preaviso; sin embargo, conocemos que el Ministerio no ha hecho nada hasta esa fecha”, ha dado a conocer Merino. El siguiente paso que se dará tendrá lugar en la reunión a tres bandas entre Ministerio de Fomento, el Gobierno de Castilla-La Mancha y la empresa, el próximo 12 de julio.

El director general de Transportes y Carreteras ha señalado que “nosotros estamos dispuestos a ayudar en lo que sea necesario, pero no a asumir competencias totales que no tenemos”, lamentando que este tipo de transporte sufriera un importante retroceso en la demanda entre los años 2011 y 2015, periodo en el que se estima que los ingresos cayeron un 42 por ciento y dificultaron mucho la viabilidad de muchos trayectos.

“Entendemos la situación de la empresa, pero no las formas que ha utilizado para tomar esta decisión y, por supuesto, criticamos la inacción del Ministerio que desde 2013 conoce que las concesiones están caducada y que no había hablado con la empresa habiendo conocido sus amenazas el pasado mes de mayo. Desde la Consejería de Fomento estamos para ayudar o mediar pero las soluciones las tiene que buscar el Ministerio de Fomento”, ha resumido.

35 municipios donde el servicio se suspende totalmente y otra veintena de afectados

David Merino ha estimado que alrededor de 35 municipios de Cuenca, Albacete y Ciudad Real serían los que podrían verse afectados por la suspensión total de estos servicios y otra veintena sufrirían una reducción en su oferta, ya que algunas propuestas de la empresa no es suspender líneas enteras sino conexiones entre municipios.

El director general ha recordado que el Gobierno regional tiene concesiones propias de ámbito regional pero que “es el Ministerio el que tiene herramientas como contrataciones directas urgentes o de emergencia para dar solución ahora y no las está ejerciendo”. De esta forma, ha reiterado que “no es responsabilidad nuestra dar una alternativa, sino complementar, en todo caso la propuesta que nos haga el Ministerio el día 12”. “Cada administración tiene que asumir sus competencias, por eso, queremos confiar en que nos den una solución y podamos trasladarla”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *