“Rectificar es de sabios, lo del Partido Popular de Talavera es otra cosa” | Por Emilio Sales

Emilio Sales, Responsable del Área de Memoria de IU CLM.

(El sabio puede sentarse en un hormiguero; pero sólo el necio se queda sentado en él. Proverbio chino).

Recapitulemos. Hagamos Memoria que es de lo que se trata. El 27 de enero se estableció como “Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto”. Y fue elegida esta fecha porque tal día como este, en 1945, las tropas del ejército soviético liberaron el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau. Este hecho supuso un episodio crucial en la derrota del nazismo. La mayoría de los españoles deportados a esos campos de concentración fueron internados en el campo de Mauthausen y en su campo auxiliar de Gusen. Estos fueron liberados tiempo después, el 5 de mayo de ese mismo año.

Los deportados que eran naturales de las cinco provincias que hoy conforman la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha fueron 807, una cifra que no es definitiva pero que se puede considerar bastante fiable. 282 eran de Toledo, 162 de Albacete, 148 de Ciudad Real, 129 de Guadalajara y 86 de Cuenca. Todos ellos ciudadanos españoles que tuvieron que exiliarse para no ser asesinados o encarcelados por la llamada nueva España, resultado del triunfo de las tropas franquistas, apoyadas por el fascismo italiano y el nazismo alemán. No era una cuestión de la casualidad, era el resultado de la defensa de la legalidad republicana, eran enemigos de Franco y por lo tanto los auténticos patriotas que luchaban por la democracia.

Desde el Foro por la Memoria de Castilla-La Mancha se propuso, con la iniciativa de partida del Amical de Mauthausen, a grupos institucionales en Ayuntamientos y Diputaciones la iniciativa de que se celebraran mociones en esas corporaciones para conmemorar ese día. No era posible en algunos casos debido a que no estaban previstos plenos por estas fechas, pero no era óbice para que, como en el caso de la capital provincial, se hicieran otro tipo de acciones para homenajear a los deportados.

Llegados a este punto sería muy conveniente hacer un detallado relato de lo acontecido en la localidad de Talavera de la Reina. La propuesta de moción llegó al Grupo Municipal de Ganemos Talavera para que estimaran su presentación en el pleno que iba a celebrarse el día 25 de este mes de enero. La Portavoz y Concejala de este grupo redactó la petición para que se incluyera en el orden del día como una declaración institucional que esta Corporación Municipal hacía en reconocimiento a los miles de compatriotas que sufrieron el horror del cautiverio y en gran parte fueron asesinados, haciendo una mención especial a los 10 talaveranos que están en esa macabra lista.

Alcanzado el momento en que se conoce el orden del día y se comprueba que dicha propuesta no figura en los puntos a debatir, es más, sin que haya ninguna explicación sobre la ausencia de esa iniciativa, se plantea una moción con carácter de urgencia y, además, hacer una denuncia pública de la posición del equipo de gobierno sobre la materia. Como llueve sobre mojado y las actuaciones en casos similares (recordemos a postura del Partido Popular en cuanto al homenaje a los presos republicanos que construyeron el Canal Bajo del Alberche) no pueden augurar nada positivo al respecto.

La noticia salta a los medos de comunicación y  a las redes sociales. Está claro que hay una disposición del Partido Popular en esta ciudad contraria a actos de homenaje a las luchadoras y los luchadores contra el fascismo. No es nueva y por lo tanto desde el movimiento memorialista estamos dispuestos a denunciar esta actuación contraria a los principios democráticos de los que tanto se les llena la boca pero que tan parcos son a la hora de aplicarlos.

El pleno se celebra tal como estaba previsto el jueves 25 de enero. No hay noticia de la postura que va a adoptar la representación “popular” en el debate, pero poco antes de comenzar se filtra la “buena nueva” de que van a votar a favor de dicha propuesta. Y aquí vienen algunas cuestiones a resaltar. Sería gracioso si no estuviéramos hablando de algo tan serio que, en ningún país de nuestra orbita europea, se puede imaginar que se vacile por un momento la denuncia y condena del Holocausto. Es más, en algún país la negación de este es considerado delito con penas de cárcel. España es diferente.

La portavoz del Grupo Popular hacer alarde de su torpeza y acusa a los promotores de la moción de haberse adelantado a los acontecimientos y de jugar con un tema tan sensible. Decir que tienen muy poca vergüenza es quedarse corto, pero prefiero dejarlo en este calificativo. Porque de torpeza se le puede acusar, entre otras cuestiones, por su conducta en este tema y en otros que ya he mencionado con anterioridad. La rectificación no existe porque no tenían pensado que se llevara a pleno la propuesta, por eso la obviaron cuando se planteó al principio. Cuales pudieron ser los motivos para apoyar la moción. No los sé con seguridad, solo lo saben los componentes de la “familia” popular y si no hay una garganta profunda es imposible saber lo que se cuece en esos ámbitos. El magín me lleva a suponer algunas posibilidades. Podría ser que al ver la propuesta y leer de qué podía ir el tema fuera directamente a la papelera. Otra posibilidad es que la difusión mediática de su postura les hiciera replantearse el voto a favor. También que leyeran en las notas de los medios de comunicación la postura que sus correligionarios en el Ayuntamiento de Madrid les pusiera en esa tesitura. Quién sabe si algún “toque” desde arriba les pusiera en la senda correcta. En todo caso bienvenida sea la conformidad por unanimidad de la moción y solo esperamos que sus puntos sean llevados efecto. Esa es otra cuestión de la cual la experiencia nos  hace ser recelosos.

Deja un comentario