Browse By

Ríos de tinta electrónica

Como cada 23 de abril, en toda España se ha celebrado la festividad de San Jorge y se ha rendido tributo al fabuloso placer de la lectura. Coincidiendo con el aniversario de la muerte de nuestro escritor más célebre, Miguel de Cervantes. La tradición de regalar un libro en este día se extiende cada año como la pólvora, y en Albacete no podía ser menos. Además, del mercadillo en la plaza del Altozano, a lo largo de toda esta semana se realizarán diferentes actos relacionados con la literatura como certámenes literarios, cuentacuentos, recitales…

 

La celebración del Día del Libro en este año 2012 ha tenido un nuevo protagonista que ha relegado al hidalgo Don Quijote, a un segundo plano. Este año el ebook o libro electrónico, ha estado más de actualidad que nunca en cada una de las ferias de libros organizadas con motivo de esta festividad…

Corren ríos de tinta electrónica, que cuestionan el futuro del libro tradicional frente a estos nuevos dispositivos. Son muchos los expertos que vaticinan el fin del papel, como ya hicieran con el correo o la prensa escrita, muchos creen que los libros de papel están próximos a desaparecer.

Sin embargo, las cifras del consumo en España son absolutamente contrarias a esta afirmación, pues la incidencia de los libros electrónicos en nuestro país ha sido mucho menor que en otros. Y eso que el primer prototipo de ebook no fue creado en los laboratorios de Apple, sino que fue una maestra española, Ángela Ruiz Robles, quien en el año 1949 presentaba su Enciclopedia Mecánica, el primer ejemplo de libro electrónico de la historia.
Se han tomado algunas medidas para fomentar el consumo de estos productos, como el IVA reducido al 4% en la compra de libros electrónicos, pero el precio sigue pareciendo elevado para muchos consumidores – la compra de un ebook ronda los 100 euros-. Otra cuestión que dificulta el despegue de los ebooks en España es el tratamiento de los contenidos, que resultan igualmente caros respecto al formato en papel. En otras ocasiones nos encontramos con que desde las propias editoriales tienen unos catálogos digitales muy pobres y muchas obras no están disponibles en formato digital y entorpecen el desarrollo de sistemas de préstamo en bibliotecas. Esto no hace más que favorecer el pirateo en la descarga de contenidos en la red.

Los ebooks presentan un sin fin de ventajas: son muy prácticos y manejables, puede almacenar mucha más información que un libro tradicional, son más ligeros, suponen un menor impacto en el medio ambiente, gracias a un menor consumo de papel. Pero la batalla por la perdurabilidad la siguen teniendo los libros de toda la vida, por su fácil acceso, ya que no requieren un dispositivo ni una fuente de energía para poder leerlos, son mucho más perdurables, pues hay libros que tienen siglos de antigüedad. ¿Podemos asegurar a misma longevidad para un ebook? Difícilmente. Y por supuesto, el valor material que poseen los libros de papel frente a los digitales, hace que sea muy difícil su próxima desaparición… ¿Tú crees que la era digital es el fin de los libros de papel?

One thought on “Ríos de tinta electrónica”

  1. Ríos de tinta electrónica says:

    Interesante el artículo. Únicamente un par de comentarios:
    Lo del final del papel en mi opinión está todavía lejos y no por cuestión de gustos, que como sabemos pueden cambiar en cuestión de meses, sino por cuestiones prácticas, que son las que también citas: longevidad y accesibilidad. Las dificultades las pueden tener editoriales, librerías y bibliotecas.
    Me parece que hay una confusión en el artículo entre “ebook” que es el archivo con el texto y sobre el que se quiere aplicar el IVA del 4%, y “ereader” que es el dispositivo dedicado que usamos para leer estos archivos, aunque también podemos hacerlo en un ordenador, un teléfono o una tableta.
    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *