Soriano tacha de “incompetente” al concejal de Deporte por “desatender” el Pabellón Parque

pabellon

Ha denunciado el mal estado en el que se encuentra el Pabellón Polideportivo Parque y ha alertado de que supone un peligro tanto para los usuarios como los viandantes. 

El recinto deportivo no cuenta con desfibrilador, a pesar de que es obligatorio por ley, y los techos son inestables con placas de escayola y de metal que se han caído en más de una ocasión.

El Pabellón Polideportivo Parque solo cuenta con un trabajador para las labores de mantenimiento, vigilancia y limpieza.

Pedro Soriano, concejal en el Ayuntamiento de Albacete, ha denunciado el mal estado en el que se encuentra el Pabellón Polideportivo Parque y ha alertado que en la actualidad este recinto supone un peligro tanto para los usuarios como para los viandantes. “Se cae a trozos literalmente y su mantenimiento se ha dejado de la mano de Dios”, ha destacado. Por ese motivo, el edil ha culpabilizado al concejal de Deporte, Francisco Navarro, y al director del Instituto Municipal de Deportes (IMD), Javier Andrés Martínez, de que estas instalaciones se encuentren en unas “condiciones lamentables”.

“Francisco Navarro es un concejal incompetente. Después de cuatro años al frente de la concejalía, no se ha preocupado por el mantenimiento de los recintos deportivos de la ciudad. No entiendo por qué el alcalde de Albacete, Javier Cuenca, ha confiado de nuevo con él, ya que el Pabellón Polideportivo Parque no ha sido el único caso de abandono, el de la Feria se inundó en marzo de este año por las goteras. Tanto al concejal como al director se les debería caer la cara de vergüenza por la imagen que dan estos recintos a la ciudadanía y a los deportistas que vienen a nuestra ciudad para competir”, ha dicho.

El concejal ha expuesto que los techos del Pabellón Polideportivo Parque son inestables y que se han caído algunas placas de escayola y de metal en más de una ocasión. “El estado de los techos es un peligro para los ciudadanos y deportistas. Es inadmisible que se celebren encuentros deportivos de importancia nacional en estas instalaciones”, ha subrayado. Pedro Soriano también se ha preocupado por las repisas exteriores de la segunda planta. “Están sueltas y pueden desprenderse, con la mala suerte de que puedan caerse sobre un viandante que pasee por la acera”, ha dicho.

Soriano ha señalado que el Pabellón Polideportivo Parque no cuenta con los utensilios necesarios para atender una incidencia sanitaria. Ha denunciado que el botequín no está completo y que no se cuenta con un desfibrilador como obliga la ley. “Es obligatorio que los recintos deportivos dispongan de un desfibrilador semiautomático y de personal cualificado. La ley entró en vigor en julio del año 2013, después de que fuese aprobada por el Consejo de Ministros”, ha explicado.

El edil ha detectado otros problemas en el Pabellón Polideportivo Parque. Como se puede ver en las fotografías, adjuntas en esta nota de prensa, algunas paredes y algunos techos presentan humedades, hay cristaleras rotas que no se sustituyen, radiadores oxidados y sillas “poco” cuidadas.

En cuanto al personal, Pedro Soriano ha señalado que las instalaciones no cuentan con un número de empleados suficiente para su funcionamiento óptimo. En estos momentos, ha asegurado, el recinto tan solo cuenta con un trabajador para las labores de vigilancia, limpieza y mantenimiento. “El Instituto Municipal de Deportes debe incrementar la plantilla en las instalaciones deportivas, para que estén en condiciones óptimas para su uso. Si solo se cuenta con una persona para todas estas tareas, es normal que el Pabellón Polideportivo Parque presente estas condiciones lamentables”, ha destacado.

Pedro Soriano ha recordado que el concejal de Deporte y el director del IMD son los únicos responsables de esta situación “inconcebible”. En ese sentido, ha recordado que Javier Andrés Martínez cobra un “sueldazo” para que las instalaciones deportivas funcionen correctamente y se preste un servicio adecuado. “El director del IMD percibe un sueldo de en torno a 52.350.000 euros brutos anuales, contando con la antigüedad y otros complementos, y que se aprobó un aumento de 15.000 euros en sesión plenaria”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *