Unidad y humildad, en clave interna

Artículo de opinión de José Gabriel Bejerano, candidato del equipo “Tú Haces Podemos”

Resuenan aún estas palabras en las gradas de Vistalegre. Un reclamo del conjunto de nuestra organización y un lema que indica el PODEMOS que queremos: unidos, respetando nuestra pluralidad de sensibilidades en la forma de entender la militancia; y humildes, tanto a la hora de asumir la crítica y los errores del pasado como a la hora de defender la estrategia definida colectivamente. Palabras que el eco de la segunda Asamblea Ciudadana sitúa como punto de partida en el debate de PODEMOS en Castilla-La Mancha.

La máquina de guerra electoral que construimos en Vistalegre I ha sido aparcada, y los cordones morados están ya atados, pues nos hemos dotado de una estructura organizativa que nos permite avanzar con paso firme en la ruta de la defensa de los Derechos Humanos y en los desafíos que implican acabar con la trama corrupta y sus redes clientelares.

Algunos luchan contra el pasado y, empeñados en derrumbar un proyecto agotado (el cual, a pesar de los errores cometidos, nos dio la llave para abrir la puerta del cambio en Castilla-La Mancha), olvidan el futuro. Cuando analizan el trayecto recorrido, olvidan así mismo que “quien hace, yerra; y que no errar implica la inactividad y la desidia”. La crítica es buena, pero pierde el contenido si no se aportan las soluciones y no nos esforzamos unitariamente en el desarrollo del proyecto sin perder el objetivo que nos habíamos marcado.

La Unidad (con mayúscula inicial) siempre se ofreció desde “Tú Haces PODEMOS”. Entendimos que abrir un proceso de acuerdo con las distintas sensibilidades propias de Castilla-La Mancha era prioritario, incorporando a sus ramas los florecientes vástagos que concretan y delimitan funciones y espacios de trabajo individuales para la formación de equipos que definen y estructuran las áreas del Consejo Ciudadano, y las amplían y enriquecen con el conocimiento adquirido. También se le ofreció a Llorente esta Unidad. Fue él, que alardea de transparencia y  participación, quien rechazó y cerró esta posibilidad desde el minuto uno sin consultar previamente a sus seguidores, empeñado en derrumbar el muro de un pasado ya caduco. La participación se demuestra andando, y una persona que no asiste a las reuniones del CCR porque tiene voz pero no voto, demuestra desidia y menosprecio a toda la militancia, que estaría dispuesta a defender y debatir en el CCR muchas propuestas, como hacen otros muchos compañeros y compañeras que trabajan en otros círculos colaborando con voz pero sin voto.

Humildad a la hora de reconocer los errores, asumiendo la crítica y dando respuestas constructivas desde la participación, conservando los aciertos como la base del trabajo que se presenta en la nueva etapa política de Castilla-La Mancha; esta es nuestra apuesta desde el principio en el equipo “Tú Haces PODEMOS”. Más de quinientas personas han colaborado en la redacción de nuestros documentos y en la confección de nuestra lista de candidatas y candidatos, que se han presentado en tiempo y forma de manera impecable, siendo estas el fruto de la diversidad y de la experiencia que nos aglutina. Humildad a la hora de ejercer el derecho a la participación y de convertir la crítica en respuesta colectiva como arma y proyecto de lucha.

¡Basta de lamentos! Todas y todos tenemos derecho a la participación en la construcción organizativa y autonomía en el diseño de la intervención en nuestros municipios y en las propuestas que lanzamos desde ellos. No necesitamos ídolos que marquen nuestro rumbo. ¡Aquí no hay ungidos ni puestos señalados! Cada persona que se une a nuestro equipo cava su espacio en la trinchera de la dignidad, empuñando la pala y defendiendo el puesto de resistencia, pues nadie vendrá a hacer su trabajo ni a callar sus opiniones.

Un modelo para armar. Ganar el futuro conquistando el presente. Estas son nuestras municiones. Nuestra meta: PODEMOS como sujeto político del cambio en nuestra región. Nuestro objetivo: acabar con la trama corrupta y poner las instituciones al servicio de la ciudadanía.

Ahora llega nuestro Vistalamancha y, de nuevo, esas palabras planean en nuestros cielos. Meditemos sobre ellas y descifremos su mensaje para lograr asaltarlos. Hay que despejar el horizonte y liberar nuestro futuro compartido. Nadie sobra en este empeño. Los valores personales son intransferibles, y juntos configuran el banco más preciado: la Inteligencia Colectiva Castellanomanchega (también con mayúscula).

Unidad y humildad definen la cultura y el conocimiento compartidos. ¡Maduramos, pero no envejecemos!

¡Se Valiente! ¡Tú Haces Podemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *