Vigilantes del IFAB denuncian que Manuel Serrano “mira a otro lado mientras se licita un nuevo contrato por debajo de los costes laborales”

“La Institución, presidida por el alcalde, Manuel Serrano, sería consciente de este hecho, pero no está haciendo nada para garantizar las condiciones laborales de sus trabajadores”.

Un grupo de trabajadores que desempeñan las funciones de vigilancia en la Institución Ferial de Albacete (IFAB), un órgano cuya presidencia ejerce el alcalde de la ciudad, Manuel Serrano, ha denunciado que éste “está consintiendo que el pliego de contratación para adjudicar este servicio, que se encuentra en fase de licitación, contemple una cantidad que se encuentra por debajo de los costes laborales”.

Esta práctica, tal y como recuerda el portavoz municipal socialista, Modesto Belinchón, que se reunió con este grupo de trabajadores, “se ha convertido en la tónica general en los procesos de licitación del Ayuntamiento de Albacete, porque Manuel Serrano está permitiendo que el mayor argumento de peso para una adjudicación sea el precio y las empresas que concurren a estos procesos terminan por ofertar por debajo de los costes laborales que establecen los convenios de referencia que regulan los diferentes sectores”.

En consecuencia, incide Modesto Belinchón, “este tipo de contratos obligan a que las empresas adjudicatarias precaricen las condiciones laborales y salariales de sus trabajadores”. Un hecho, subraya el portavoz socialista, “muy grave, porque precisamente una institución como el Ayuntamiento de Albacete, que debería ser garante de la calidad en el empleo, es la primera que fomenta la precariedad laboral. El ayuntamiento debería de ser ejemplar y exigir a las empresas a las que paga con el dinero de todos, con dinero público, que respeten los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras que prestan servicios de forma indirecta para el Ayuntamiento. Pero lo que hace en la práctica es favorecer la precariedad de sus condiciones de trabajo”.

Asimismo, Modesto Belinchón asevera que “dado que el PSOE tiene claro que el Ayuntamiento no puede desentenderse del cumplimiento de la normativa laboral por parte de la empresas con las que contrata la gestión de sus servicios, vamos a solicitar al Equipo de Gobierno que rectifique y retire este pliego de condiciones, para rehacerlo, respetando los derechos de los trabajadores que vayan a prestar este servicio”.

No obstante, Belinchón recuerda que el origen del problema se encuentra en la instrucción relativa a la ponderación del precio en los criterios de adjudicación, “que le hemos reiterado en varias ocasiones al Equipo de Gobierno que deben cambiar, para pasar del 90% actual que se le asigna a la oferta económica a un 60%. De hecho, incluso presentamos una moción con esta finalidad en noviembre de 2016”.

Una decisión, concluye Modesto Belinchón, que permitiría que en el futuro el Equipo de Gobierno no tenga que paralizar procesos de contratación como ocurrió con las licitaciones de los servicios de mantenimiento de las viviendas de Urvial y de la Gerencia de Urbanismo o el de repostería en los Centros Socioculturales, porque no garantizaban que los salarios de sus trabajadores respetaran los convenios de referencia.

Deja un comentario